Importante, que automotrices definan planes de acción previo al reinicio de operaciones


Incertidumbre acerca de acuerdos que permiten el reinicio de las operaciones abonan al caos, aseguran especialistas en webinar de CAMEXA.

Por Erick Estrada

Especialistas en temas industriales del despacho Von Webersen y Sierra aseguraron -durante un webinar organizado por la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA)- que la incertidumbre y falta de claridad en los acuerdos que permitirían el reinicio de las operaciones de la industria automotriz, abonan al caos que impera en el sector luego de que a inicios de la semana pasada se definiera a este sector como esencial.

Rupert Hüttler, socio del área corporativa del despacho, señaló que de acuerdo con lo establecido por el Consejo General de Salubridad (CGS) hacia el 18 de mayo las empresas podrían ir ya alistando el inicio de sus operaciones, sin embargo tras esa aseveración y una serie de “errores” en la publicación de los esquemas de reactivación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se percibía una suma de incertidumbre a ese reinicio que en sí está programado el 1 de junio.

“La postura del gobierno es clara, aceptó que es un error, y se remite a la versión electrónica que puede ser conformada con la versión impresa. Muchos han preguntado si existe algún medio de defensa al respecto y la postura es de que el plazo es muy corto y debemos enfocarnos”, dijo Luis Miguel Jiménez, socio de comercio exterior de Von Webersen y Sierra.

Explicó que las automotrices interesadas en reiniciar labores dentro de los plazos establecidos por el gobierno deben ser sumamente cuidadosas en cuanto a las líneas de acción que implementarán en el retorno a sus actividades.

A lo que Rodolfo Trampe, socio del área laboral del mismo despacho, abonó deben ser cuidadosos con el retorno también de personal, pues si bien se comprende el reinicio de operaciones hacia el 1 de junio hay consideraciones a tomar sobre todo con el personal vulnerable que no ha sido aún permitido para regresar a laborar y con los riesgos de trabajo que se puedan presentar dentro de las empresas que reinicien operaciones.

Jiménez explicó que con la determinación de la fecha es por lo menos ya una certidumbre para las empresas hacia el 1 de junio. Si bien el 18 de mayo ya se podría reincorporar se tendrían que en el periodo del 18 hacia el 31 de mayo es un plazo que brindará la autoridad para que las empresas tomen todas las consideraciones necesarias para el reinicio de operaciones.

Acerca de las empresas automotrices para las que se levanta el paro, Jiménez específico que el acuerdo del CSG no solo se restringe a las de OEM’s, sino también a todas las Tiers de las que depende la producción automotriz. Además de todas las que tengan que ver con la operación esencial de las compañías, como las de servicios.

En el caso de todas, aseveró que es necesario se fundamenten a través de los equipos legales los documentos que avalen que son proveedores de la industria automotriz y que su operación es esencial para soportar el reinicio de las operaciones del sector y que tienen cabida en la cadena de valor, pues no estarán exentas a la supervisión de las autoridades en caso de que se requiera.

Sobre cuestiones laborales, Trampe destacó que los protocolos para el retorno de los colaboradores a las instalaciones automotrices aún no se encuentran publicados, además de las medidas de cumplimiento para el trabajo que han sido difundidas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). “Lo que remite el nuevo acuerdo es que tienes del 18 al 31 para cumplirlos, pero se tendrá que esperar a que la autoridad determine los mecanismos de aprobación”, dijo.

Sobre los esquemas de trabajo, señaló que con la reactivación de las labores podría reincorporarse también a las personas administrativas que se encuentran trabajando con el esquema de home-office, sin embargo recalcó en que se tendría que revisar que las condiciones laborales sean las óptimas para que convivan todos los colaboradores dentro de la compañía.

Entre las actividades que se pueden realizar en el periodo de prepación, Hüttler destacó que serían las relacionadas a mantenimiento de las maquinarias y pruebas de producción, con la finalidad de que el 1 de junio la planta pueda iniciar operaciones adecuadamente. Además de las acciones de instalación del cerco sanitario y todas las medidas que disponga la autoridad.

Leave a Comment


Your email address will not be published.