Regresarían hasta 60,000 trabajadores a sus empresas en San Luis Potosí bajo la “nueva normalidad”


A partir del 18 de mayo ya comenzaron a operar en las empresas de la zona industrial cerca de 25,000 trabajadores.

Por Erick Estrada

De acuerdo con los cálculos de la Unión de Usuarios de la Zona Industrial (UUZI) para el retorno a la “nueva normalidad” en las operaciones de las empresas consideradas como esenciales por el gobierno federal el pasado 12 de mayo, regresarían a operaciones en la zona industrial de San Luis Potosí entre hasta 60,000 trabajadores relacionados con las industrias esenciales, aseguró el presidente del organismo empresarial, Ricardo Pérez Castillo.

“Aún falta hacer un conteo final, son 240 empresas en un conteo previo las que regresan ya a las operaciones o están en operación ya en la zona industrial sobre todo del sector automotriz, así como relacionadas con minería y construcción, pero en proporciones mucho más pequeñas que las de la industria automotriz”.

Afirmó que del 18 de mayo hasta previo el arranque de operaciones este 1 de junio, las empresas de la zona industrial realizaron la prueba de sus líneas de producción, así como otras acciones tendientes preparación de las plantas como revisión de stocks y análisis de proveedores.

“La gente que regresó, fue principalmente de manufactura y mano de obra, el resto de los empleados se mantuvieron bajo las medidas de home office en la medida de lo posible, a partir del 1 de junio ya que se libere completamente la industria esencial se espera que no pueda haber ningún inconveniente”, dijo.

Afirmó además, que lejos de retornar bajo las condiciones sanitarias correspondientes, las empresas también están volviendo en medida de lo que el mercado les exige, pues es un dato que se vuelve esencial a fin de que pueda haber un retorno de la mayor parte de empleados, sin embargo reiteró que el consumo será uno de los principales factores bajo esta “nueva normalidad” pues “si no hay consumo no hay venta, y si no hay venta no hay producción, y si no hay producción se tendrán que hacer ajustes a las plantillas laborales”.

Justo en ese tema afirmó que se mantendrán a la espera a fin de analizar la evolución de este regreso controlado a las operaciones, con la intención de se den las mejores condiciones en este retorno a las operaciones.

Acerca de las condiciones laborales y sobre la responsabilidad que toman los empleados y empleadores, refirió que se trata de una responsabilidad compartida. “No puede caer ni en su totalidad en la empresa, ni en los trabajadores, ni las autoridades, es un esfuerzo conjunto y si cualquiera de los tres falla en las medidas para buscar evitar contagios, vamos a tener complicaciones”, afirmó.

Por ello, precisó que es importante que desde los tres ámbitos se busquen detectar situaciones de riesgo que inhiban el poner en riesgo toda la cadena, de manera que “pedimos principalmente a nuestro capital humano que, estamos haciendo un esfuerzo como empresa, estén conscientes de que se eviten circunstancias de riesgo con detección oportuna”.

Recordó además que a través del centro de monitoreo que instaló recientemente la UUZI en coordinación con la COEPRIS y el IMSS para la zona industrial fungen además como otra de las medidas para poder paliar cualquier riesgo de salud una vez que se dé el regreso seguro este 1 de junio en las instalaciones de las empresas en la zona industrial, sobre todo en los sectores automotriz, minero y de construcción, así como de sus respectivas cadenas de valor.

“Se está revisando a los trabajadores, la temperatura y se les está proporcionando todo lo que tiene que proporcionárseles, pero sí cabe reiterar que esto tiene que ser un esfuerzo conjunto en el cual nuestro capital humano debe de conservar también estas medidas en su hogar, entonces no podemos ser uno en un lado y otros en el otro lado, también si en el hogar nos estamos cuidando y en la empresa no, pues ser conscientes y hablar con quien se tenga que hacer para que se atienda esta situación”, concluyó.

Leave a Comment


Your email address will not be published.