Volvo suprimirá 4,100 empleos en todo el mundo por el impacto del Covid-19


El fabricante sueco anunció este martes su intención de suprimir 4,100 empleos administrativos en todo el mundo durante el segundo semestre de 2020, debido al impacto económico de la pandemia de coronavirus.

El fabricante sueco de vehículos pesados Volvo Group, uno de los líderes mundiales del sector, anunció este martes su intención de suprimir 4,100 empleos administrativos en todo el mundo durante el segundo semestre de 2020, debido al impacto económico de la pandemia de coronavirus.

“La epidemia de coronavirus y las medidas adoptadas a nivel mundial para contenerla provocaron una situación en el mercado con graves repercusiones en nuestro sector”, explicó en un comunicado Martin Lundstedt, director general del grupo con sede en Göteborg, suroeste de Suecia.

Los 4,100 puestos afectan, según Volvo, a trabajadores administrativos (“white-collar”, cuello blanco), el 15% de los cuales son consultores. Unos 1,250 son empleados en Suecia, según el grupo, que no precisa los otros países afectados.

Sin embargo, apunta el fabricante, “la necesidad de reducir los efectivos habría sido mucho mayor sin los diversos programas de apoyo gubernamentales que permiten el desempleo parcial y otras medidas similares”.

A finales de marzo, el grupo empleaba a unas 99,000 personas (incluidos trabajadores temporales y consultores).

La compañía, que enfrentaba ya una disminución de su actividad antes de la crisis, redujo el número de trabajadores en casi 5,000 entre marzo de 2019 y marzo de 2020, debido a la desaceleración en los ritmos de producción.

El número de empleados de oficina y administrativos se recortó en alrededor de 2,300 en el mismo periodo debido, según el grupo, “a una reducción del número de consultores contratados”.

Duramente afectado por la crisis sanitaria, Volvo Group anunció en marzo la suspensión de sus actividades en la mayoría de las plantas situadas en 18 países, después de haber comunicado el mismo mes el paro de la producción en Bélgica y en Francia en Renault Trucks (propiedad del grupo sueco). La actividad se ha vuelto a retomar progresivamente desde entonces.

Durante la publicación de sus resultados en el primer trimestre, la empresa ya había retirado sus previsiones para 2020 y anunciado un beneficio dividido por dos y un volumen de negocio en retroceso del 15 por ciento.

EL ECONOMISTA

Leave a Comment


Your email address will not be published.