Muere Vicki Wood, la piloto de carreras que rompió la barrera de género


“La mujer más rápida de las carreras” fallece a los 101 años.

Victoria Rose Raczak, mejor conocida como Vicki Wood fue una de las primeras mujeres en competir en NASCAR y falleció a los 101 años debido a un problema cardiaco.

La carrera de Vicki comenzó de una manera curiosa, en 1953 asistió al Motor City Speedway con su segundo esposo, Clarence “Skeeter” Wood, para ver las carreras de polvo en la pista de tierra que eran disputadas exclusivamente por mujeres. De acuerdo con Wood, “las mujeres en esa carrera eran tan malas”. Estaban por toda la pista, corriendo hacia la pared y todo ese tipo de cosas. Le dije a Skeeter: ‘Si no pudiera conducir mejor que eso, no estaría allí'”.

Por lo que la siguiente semana, Skeeter la llevó, pero ahora un Dodge Coupé de 1937 la esperaba en los pits para que hiciera la prueba. Wood nunca había estado en el auto y mucho menos había corrido en una pista pero calificó y terminó noveno de 24 autos. La noche siguiente, en la pista de tierra del Monte Clemens, ganó la carrera de polvo.

Una semana después, en Flat Rock, ganó cinco carreras consecutivas por lo que competir se convirtió en algo habitual, y no sólo eso ya que también comenzó a enseñar a otras mujeres.

Para 1955, Skeeter la convenció de participar en el Speedweek en Daytona Beach a bordo de un Chrysler 300 de 1955 y ganó el tercer lugar -202 Km/h-. Al año siguiente, Vicki regresó a Speedweek en un Chrysler 300B y aunque por alguna razón no está clasificada, existe una nota que asegura: “Wood condujo el automóvil de (Tim) Flock a 219 Km/h”. Esa velocidad la habría colocado en el segundo lugar.

Dos años después, empezó a competir contra hombres, rompiendo la barrera de género en Michigan mientras que, en 1959, Wood impuso uno de los dos récords por los que es más conocida; el récord de vuelta más rápida en el entonces nuevo Daytona International Speedway de Bill France.

Vicki contaba que cuando intentó ingresar al paddock un trabajador de la pista la detuvo porque no se permitía el ingreso de mujeres. Cuando Bill se enteró, le dijo al trabajador: “Vicki Wood no es una mujer. Es una conductora y se le permite entrar”.

Wood llevó un Pontiac 1959 a 209 Km/h alrededor del óvalo de 2.5 millas, buscaba clasificar para la carrera masculina en la primera 500 millas de Daytona, pero Bill le dijo que su Ford Thunderbird no era seguro.

Al año siguiente, Wood se registró en el Daytona Speedweek para establecer un récord en la carrera de una milla por la arena donde alcanzó las 242 Km/h, una marca que aún se mantiene.

En una entrevista al Times, su nieto Neil Wood aseguró que su abuela corría con una bufanda y, a veces, con falda y tacones altos porque ella sabía que probablemente ganaría y la entrevistarían así que quería verse bien.

A pesar de sufrir la presión por parte de sus adversarios masculinos, Wood no dejó de competir en las carreras para hombres, sólo dejó de fumar y tras años de piloto fue incluida en el Salón de la Fama de Michigan Motor Sports, The Villages Motor Racing Fan Club en The Villages, Florida, y hay un sándwich “Vicki Wood Cheese Steak” en Racing’s North Turn Bar & Grille en Ponce Inlet, Florida como homenaje.

Wood condujo hasta los 99 años, cuando Florida tomó su licencia, decía que “eso fue lo peor que me pudieron haber hecho, tenía un buen auto y no tuve problemas para conducir”.

En un mundo considerado para “hombres” demostró que el talento y amor por la velocidad, no tiene nada que ver con los roles de género asignados.

AUTOCOSMOS

Leave a Comment


Your email address will not be published.