Arancel de 35% a automotrices amenaza con desbaratar esta industria en México


El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió a las automotrices alemanas que aplicará un impuesto fronterizo de 35 por ciento a los vehículos importados al mercado estadunidense desde México.
México representa una quinta parte de toda la producción de vehículos en América del Norte y ha atraído más de 24 mil millones de dólares en inversión para el sector desde 2010, según el Centro de Investigación Automotriz, con sede en Michigan.
Se proyecta que el montaje de automóviles duplicará su tamaño entre 2010 y 2020, en momentos en que las automotrices están invirtiendo 13 mil millones de dólares para trasladar 3.3 millones de unidades de capacidad desde Japón, Alemania y Corea del Sur.
Los fabricantes de automóviles se sienten atraídos por la posición única de México para el libre comercio, así como por los menores costos laborales.
A continuación, algunas informaciones sobre las operaciones de los principales fabricantes mundiales de automóviles con plantas en México. Las cifras de producción son de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).
Nissan: Producción en 2015: 822 mil 948 vehículos.
Nissan es el más grande fabricante de automóviles en México, donde construyó su primera planta en el extranjero hace 50 años y ahora produce principalmente sus vehículos sedán Versa y Sentra. Exporta la mitad de su producción a Estados Unidos, donde también tiene fábricas.
El presidente ejecutivo de Nissan y Renault, Carlos Ghosn, dijo este mes que estaba siguiendo de cerca la inminente llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos, y que podría responder a cualquier política que adopte.
General Motors: Producción en 2015: 690 mil 446 vehículos.
Trump ha criticado a GM por fabricar automóviles en México mientras despedía trabajadores en Estados Unidos. GM dijo en 2015 que invertiría 350 millones de dólares para producir su próxima generación de Chevrolet Cruze en México, como parte de un plan de 5 mil millones de dólares para plantas mexicanas anunciado en 2014, que crearía 5 mil 600 puestos de trabajo.
En noviembre, GM adelantó que planeaba despedir a 2 mil empleados en dos plantas de automóviles de Estados Unidos a principios de 2017. Cuando se le preguntó a principios de este mes sobre los planes de la compañía para invertir en México, la presidenta ejecutiva de GM, Mary Barra, dijo que no podía hacer comentarios, pero destacó su disposición a cooperar con el gobierno de Trump.
Fiat-Chrysler: Producción en 2015: 503 mil 589 vehículos.
El presidente ejecutivo de Fiat Chrysler, Sergio Marchionne, dijo este mes que la incertidumbre sobre las políticas comerciales y fiscales de Trump podría llevar a los fabricantes de automóviles a retrasar las inversiones en México, al tiempo que confirmó sus planes de crear 2 mil empleos en las fábricas estadunidenses de la compañía, con una inversión de mil millones de dólares.
Marchionne indicó que no ha tomado una decisión sobre si debe trasladar la producción de algunas camionetas Ram desde México a Estados Unidos. “Si mañana en la mañana el presidente electo Trump decide imponer un impuesto fronterizo sobre cualquier cosa que venga de México, entonces tendremos que ajustarnos”, dijo.
Volkswagen: Producción en 2015: 457 mil 517 de vehículos.
Volkswagen tiene una planta en México hace 50 años y no está trasladando ningún puesto de trabajo a México desde Estados Unidos. Tiene alrededor de 16 mil 500 empleados en México, que construyeron 345 mil motores, así como vehículos, en 2015.
En Estados Unidos tiene alrededor de 3 mil 200 trabajadores en su planta en Chattanooga, en Tenesi, que ensambló 87 mil autos en 2015. Planea invertir 7 mil millones de dólares en Estados Unidos entre 2015 y 2019. Su marca de automóviles de lujo Audi abrió una fábrica de mil 300 millones de dólares en México el año pasado, la primera en el país.
Ford: Producción en 2015: 433 mil 752 de vehículos.
Ford descartó este mes los planes para construir una fábrica México, que habría costado mil 600 millones de dólares, y sumó 700 empleos en Michigan con una inversión de 700 millones de dólares, después de críticas de Trump.
La empresa dijo que las medidas eran una respuesta a una caída en la demanda estadunidense de autos pequeños, como los que se habrían fabricado en la planta. Su presidente ejecutivo, Mark Fields, sostuvo que Ford habría tomado la misma decisión incluso si Trump no hubiese sido elegido. Ford todavía planea trasladar desde Michigan la producción de su modelo compacto Focus a una planta en México.
Honda: Producción en 2015: 203 mil 657 vehículos.
Honda tiene dos plantas en México, que en conjunto construyen alrededor de 100 mil motocicletas al año, así como autos.
Los coches fabricados en México representan menos de 10 por ciento de las ventas totales de vehículos de Honda en Estados Unidos. Honda informó en octubre que estaba trasladando de México a Estados Unidos la producción de la nueva generación de vehículos utilitarios deportivos CR-V.
Sin embargo, su presidente declaró que no tenía planes inmediatos para frenar la producción en México y que prefería esperar hasta después de la investidura de Trump.
Mazda: Producción en 2015: 182 mil 357 vehículos.
Mazda comenzó a producir autos en México en 2014, con el sedán Mazda 3 para Estados Unidos. Los vehículos fabricados en México representan alrededor de 30 por ciento de las ventas totales de vehículos de la empresa en Estados Unidos.
Toyota: Producción en 2015: 104 mil 810 vehículos.
Toyota planea aumentar la producción de su planta en Baja California en México, a alrededor de 160 mil unidades para 2018. También está construyendo una planta en la ciudad de Guanajuato con una capacidad anual de 200 mil unidades.
A principios de este mes, Trump advirtió al mayor fabricante de automóviles del mundo que enfrentaría un “gran impuesto fronterizo” si exportaba al mercado estadunidense sus autos construidos en México.
Los vehículos fabricados en México representan menos de 10 por ciento de las ventas totales de autos de Toyota en Estados Unidos. Sin embargo, la firma ha dicho que su planta de Guanajuato producirá el modelo Corolla de nivel básico, un segmento de vehículos actualmente producido en sus plantas de Misisipi y Misuri, en Estados Unidos, y Ontario, en Canadá.
Toyota planea invertir 10 mil millones de dólares en Estados Unidos durante los próximos cinco años, misma cifra que en los cinco años anteriores.
Kia y Hyundai: Kia está construyendo una planta de mil millones de dólares en México, con una capacidad de 300 mil vehículos al año, para atender la demanda de América del Norte y Sudamérica.
La filial Hyundai también planea construir su pequeño automóvil Accent en la fábrica de Kia este año, dijeron a Reuters dos personas familiarizadas con el tema, trasladando la producción desde Corea del Sur. Será el primer automóvil Hyundai que se fabricará en México.
BMW: BMW está construyendo una planta en México, donde planea invertir 2 mil 200 millones de dólares en 2019 para lograr una producción anual de 150 mil automóviles. También cuenta con importantes fábricas en Estados Unidos, donde construye vehículos utilitarios de mayor margen para exportar a Asia y Europa.
Daimler: Daimler ha dicho que planea comenzar a montar vehículos Mercedes-Benz en 2018 en una instalación de mil millones compartida con Renault-Nissan en Aguascalientes.

Fuente: El Periódico de México

Leave a Comment


Your email address will not be published.