¿QUÉ SABEMOS HASTA EL MOMENTO SOBRE LA RENEGOCIACIÓN DEL TLCAN?


México, Estados Unidos y Canadá se preparan para iniciar las conversaciones, pero las fechas y los términos de la negociación aún no están claros.
Los países integrantes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México, Estados Unidos y Canadá, se preparan para la próxima renegociación del acuerdo comercial, vigente desde hace 23 años.
Las conversaciones iniciarán a petición de presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien durante su campaña hacia la Casa Blanca prometió renegociar el tratado que según su opinión ha sido más benéfico para México que para Estados Unidos.
Sin embargo, las fechas de inicio de las conversaciones, el término de éstas, así como los términos de las negociaciones y los temas que se deberán tratar aún no están muy claros.
Esto es lo que sabemos hasta el momento de la renegociación del TLCAN:

EL INICIO DE LAS CONVERSACIONES

El posible inicio de las negociaciones alrededor del acuerdo comercial se prevé para inicios de julio.
El procedimiento estipula que el Departamento de Comercio debe notificar al Congreso la intención de iniciar una negociación de esta naturaleza, y queda autorizado a realizarlo luego de un plazo de 90 días a contar desde la fecha de emisión de esa notificación.
El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo en una conferencia con el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, el 10 de marzo, que la notificación se haría en “las próximas dos semanas”.
Sin embargo, con el Congreso estadounidense ocupado en la votación de una medida para reemplazar la ley de salud Obamacare, se ve complicado que se cumpla con estas fechas.
Además, Ross también ha hablado de iniciar las conversaciones hasta finales de este año.
Se prevé que las pláticas duren dos años.

¿QUÉ TEMAS SE VAN A NEGOCIAR?

Los encargados de comercio de México y Estados Unidos han tratado poco el tema.
Wilbur Ross dijo en una entrevista a principios de marzo que el TLCAN quedó “viejo” y hay “muchas cosas que arreglar”.
Puso por ejemplo la economía digital, que no existía hace 20 años, y el sector servicios, que ha cobrado una mayor importancia en las últimas dos décadas.
México ha mostrado con más claridad qué desea del TLCAN modernizado.
“Convertir la frontera en una fuente de competitividad, hablar de inspecciones o hacer más ágil el cruce de las mercancías, vehículos y personas. Encontrar maneras de cooperar en todas las áreas de energía que existen y poder tener energía barata para que nuestra industria manufacturera sea más competitiva”, dijo el subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Juan Carlos Baker, en entrevista con Expansión.
México pondrá sobre la mesa de renegociación los sectores energético, de telecomunicaciones y de comercio electrónico, dijo el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, el 24 de enero, luego de reunirse con los senadores.
“El sector energético hoy representa una oportunidad para incrementar la competitividad de la planta productiva de América del Norte, particularmente la mexicana”, dijo tras un encuentro privado de alrededor de una hora y media con los coordinadores parlamentarios en el Senado.
Videgaray agregó que las telecomunicaciones se han transformado desde la firma del TLCAN, hace casi 25 años, cuando ni siquiera existía el comercio digital.
 

¿QUEDARSE O SALIR?

El primero en plantear la posibilidad de abandonar el TLCAN si las negociaciones no eran “justas” para los trabajadores de su país y buscar en su lugar tratados bilaterales con Canadá y México, fue el presidente Trump.
Sin embargo, Ildefonso Guajardo y Luis Videgaray han manifestado en distintos momentos que si la negociación no es conveniente para México, el país se encuentra listo para dejar el tratado.
“Si lo que está sobre la mesa es algo que no es bueno para México, México se retirará del TLCAN”, dijo el canciller Luis Videgaray a Bloomberg TV este jueves en Acapulco.
En enero, Guajardo dijo que si no hay claros beneficios para México en el TLCAN, no tendría caso quedarse en el acuerdo.
Ambos funcionarios indicaron que esta es la última opción que existe en la renegociación.
Fuente: Expansión