¿De qué está hecho tu coche?


Cuando vamos a adquirir un automóvil, siempre consideramos sea la potencia, el tamaño, la tecnología y las funciones según nuestras necesidades, pero ¿sabes de qué materiales está hecho un coche?

 
Aquellos tiempos en los que el hierro y la madera eran los materiales predominantes en la construcción de un automóvil han pasado a la historia. Ahora hablamos del magnesio, del aluminio o de las fibras de carbono.

¿Te has ha preguntado alguna vez de qué está hecho tu coche? ¿Qué materiales recubren su carrocería? ¿Qué sustancias recorren sus mangueras, tubos y conductos?
Un vehículo tiene, aproximadamente, unas 5 mil piezas y, de ellas, mil 200 son de plástico. Esto da una idea general del gran número de compuestos que pueden formar estas partes del coche.
Aluminio
Joe Goodrich, a certified aluminum auto body repair specialist, removes a section of a damaged aluminum quarter panel on a 2013 Audi A8 L sedan at The Ultimate Paint Shop in Lake Bluff, Illinois, U.S., on Wednesday, March 5, 2014. After laboring for five years to develop its aluminum F-150, Ford Motor Co. now confronts a new challenge: preventing higher insurance rates and a dearth of mechanics equipped to repair its body from deterring buyers. Less than 10 percent of the more than 30,000 independent repair shops in the U.S. are certified and meet training and equipment requirements to work with most aluminum auto-body parts, according to an estimate by Darrell Amberson, chairman of the Automotive Service Association. While some dealerships do in-house body work, independent businesses handle the vast majority of collision repair in the U.S., he said. Photographer: Daniel Acker/Bloomberg *** Local Caption *** Joe Goodrich
Utilizado para elementos del motor, asientos, cofre y por supuesto los conocidos y elementales rines. Hoy en día, una gran cantidad de diseñadores emplean este material con el fin de reducir el peso de sus autos para lograr más potencia. Igualmente se usa este material para evitar la corrosión.
Cerámica

El empleo más conocido de la cerámica es en los discos de freno de automóviles de altísima gama, como por ejemplo los de Porsche y en otras marcas en algunas donde existen de manera opcional.
Este material también se utiliza como base en los catalizadores que después se recubren de metales preciosos.


Fibra de carbono



Se trata de uno de los materiales preferidos en el mundo deportivo, ya que es resistente y ligero. Las investigaciones realizadas para el deporte automovilístico, sobre todo en las áreas de aerodinámica como los alerones, por ejemplo, se aplican después a los automóviles “de calle”. La fibra de carbono en los tableros es sinónimo de deportividad.
Hierro y acero



Siguen siendo los materiales por excelencia: se encuentran en chasis, puertas, cofre, rines y suspensiones, entre otros.
A pesar de que hay muchos avances con respecto a la utilización de otros materiales, el hierro y el acero han sido hasta ahora los más asequibles para la producción en serie, además de que garantizan la rigidez necesaria en ciertas zonas como el chasis, y son fundamentales para la seguridad del pasajero en el caso de impacto. Igualmente, estos materiales son mucho más duraderos.
Líquidos y gases

Lo más importante de los líquidos que forman parte de un vehículo es su delicado reciclaje. El aceite lubricante, el agua destilada de la batería, el líquido de frenos o de la dirección deben ser tratados con especial atención. Si se vierten al medio ambiente, son muy dañinos.
Magnesio


Por el momento, se utiliza en pocas piezas, pero les “está comiendo” el terreno a los compuestos férricos. El esqueleto de los volantes, los armazones de los asientos, los refuerzos de los tableros y algunas partes del motor ya son de magnesio en autos de alta gama.
Metales preciosos

Platino, rodio o paladio son los metales más utilizados en los catalizadores. Gracias a sus características químicas son capaces de “atrapar” el hidrógeno procedente de la combustión y resultan muy útiles para controlar las emisiones contaminantes.
Otros metales y minerales



El titanio, muy duro y resistente, se emplea en tornillería; el cobre se puede encontrar en los cableados y el zinc se utiliza para recubrir la carrocería antes de la pintura como parte importante del tratamiento anticorrosión.
Plásticos



Este material se puede encontrar en muchas de las piezas de un automóvil. Depende de la formulación que tenga para que su función sea una u otra. Los más utilizados son los termoplásticos y los elastómeros. Dentro de los primeros, se incluyen el polipropileno (PP), el poliestileno (PE), la poliamida (PA) y el policloruro de vinilo (PVC). En el grupo de los segundos, se pueden hallar aquéllos que están reforzados con fibra y aquellos que no.
El polipropileno se emplea en las fascias y en las carcasas de los faros. Como las fascias son una de las zonas más “golpeadas”, el elemento suele mezclarse con otros plásticos para conseguir que absorba impactos. Los depósitos del combustible y del líquido de frenos se fabrican de poliamida.
Vidrio

Los compuestos plásticos están sustituyendo al vidrio, pero éste todavía está presente en los cristales del parabrisas y medallón trasero, los laterales y, en ocasiones, techos solares. Las investigaciones actuales trabajan en la sustitución de cristales traseros y laterales por policarbonatos. Según cálculos, se podría reducir el peso total en un 40 por ciento.
 
Fuente: AutosEF