Trumpchi el auto chino que llegará a Estados Unidos


El nombre de este modelo de auto de origen chino causa controversia por su parecido con el apellido del presidente de EU.

 
Uno de los principales fabricantes automotrices de China planea iniciar la venta de autos en Estados Unidos, pero se enfrenta a un dolor de cabeza por el nombre de su marca insignia: el Trumpchi.
Tenía la intención de sonar como su nombre chino, Chuanqi. Pero los ejecutivos de la propietaria de la marca Guangzhou Automobile Group (GAC), temen que la similitud con el nombre del presidente estadounidense podría darles un giro distinto a sus ambiciones.
Una portavoz de GAC dijo a CNNMoney que la empresa está realizando investigaciones sobre si usan la marca Trumpchi en Estados Unidos.
Uno de los principales fabricantes automotrices de China planea iniciar la venta de autos en Estados Unidos, pero se enfrenta a un dolor de cabeza por el nombre de su marca insignia: el Trumpchi.
Tenía la intención de sonar como su nombre chino, Chuanqi. Pero los ejecutivos de la propietaria de la marca Guangzhou Automobile Group (GAC), temen que la similitud con el nombre del presidente estadounidense podría darles un giro distinto a sus ambiciones.
Una portavoz de GAC dijo a CNNMoney que la empresa está realizando investigaciones sobre si usan la marca Trumpchi en Estados Unidos.
“Esta es una coincidencia total, no teníamos idea que sería presidente”, dijo el presidente del grupo GAC Feng Xingya a Reuters en el Salón de Shanghai, que tuvo lugar esta semana.
“Al principio, no había pensado en ello, ¿por qué cambiar el nombre? Es el presidente que eligieron los estadounidenses, es similar al nombre del presidente, esto tiene que ser bueno, ¿no?”, dijo. “Pero en Estados Unidos el nivel de oposición a Trump es alto”.
La portavoz de GAC dijo que el uso del nombre Trumpchi aún está a discusión. La empresa busca lanzar en el mercado estadounidense para finales de 2019.
Otros dos fabricantes automotrices chinos, Geely y BYD, han intentado, pero fallaron al entrar al mercado estadounidense en el pasado.
No es claro si GAC, que fue fundado en 2008, tendrá éxito.
Al igual que la duda sobre el Trumpchi, GAC también podría enfrentarse a problemas con las demandas del presidente Trump sobre que los autos que se venden a los estadounidenses sean fabricados en EU.
GAC, que vendió 1.7 millones de vehículos el año pasado, ya ha generado una presencia en otros mercados internacionales, en regiones como el Medio Oriente, Europa del Este, África y Latinoamérica.
 
Fuente: Expansión