Hábitos de los Millennials también influyen en la industria automotriz


Debido a la audiencia que esta generación tiene en redes sociales, los hábitos de los Millennials también influyen en la industria automotriz.

Los fabricantes y vendedores de vehículos han reconocido que los hábitos de los Millennials también influyen en la industria automotriz, ya que son un sector de la sociedad con acceso a información y que sus comentarios en redes sociales son considerados de vital importancia para las marcas.
Así, este sector está atenta a las exigencias de estos jóvenes y a los cambios que se puedan ir generando en el mercado, ya que representan un nicho muy pequeño en cuanto a número de clientes, pero muy poderosos por su influencia para generar reacciones a través de sus opiniones.
Según explicó Michel Kaim, director de Operaciones de Ventas y Soluciones Financieras de Hyundai Motor México, los hábitos de los Millennials también influyen en la industria automotriz, a pesar de que solo representan el 7 por ciento de los compradores de autos, pero son los que emiten el 80 por ciento de las opiniones “sobre experiencias de consumo en Internet, lo que los convierte en voceros de productos”.
Para el directivo de Hyundai, “los Millennials son los peores clientes, pero los vendedores los deben saber atender”, señaló en el marco de México Automotive Forum, ya que esta generación desea “atención práctica y personalizada”, al tiempo que nunca es suficiente la información que se les proporciona.
Según declaró a Notimex, los hábitos de los Millennials también influyen en la industria automotriz, ya que “consumen amplia información por Internet, e incluso amplían su búsqueda mientras están en las agencias automotrices, lo que genera cuestionamientos al vendedor”.
Al respecto, Fernando Enciso, director de Grupo Autofin México, señaló en el mismo foro que los representantes de esta industria tienen “la responsabilidad de unir generaciones para superar expectativas en el proceso de compra a todos nuestros clientes y procesos, sin importar la generación a la que pertenezcan”.
Fuente: El Semanario