Catea policía alemana las oficinas de Daimler


Buscaban pruebas sobre fraude en el control de emisiones contaminantes de autos
 

Ante sospechas de que también puede estar implicado en la manipulación de emisiones contaminantes de motores a diésel, el consorcio automotriz Daimler fue cateado hoy por 230 policías y 23 fiscales en sus instalaciones de la ciudad de Stuttgart.

Se trata del primer registro de Daimler en Alemania luego de una serie de investigaciones relacionadas con fraudes en el control de emisiones contaminates de vehículos, que hasta el momento solo habían recaído en el también consorcio alemán Volkswagen.

Sin embargo, hasta el momento aún no hay pruebas de que Daimler haya realizado eventuales manipulaciones en sistemas de control de emisiones contaminantes.

Las autoridades alemanas también realizan otra investigación contra otros productores de automóviles, como Fiat y Renault.

Daimler confirmó este martes la operación policiaca, pero rechazó hacer declaraciones al respecto y solo se limitó a comentar que coopera ampliamente con la justicia alemana.

En el cateo de este martes contra Daimler, los agentes policiales se llevaron documentos y sistemas portadores de datos para analizarlos. El número agentes policiales y fiscales y la gran movilización entorno a las instalaciones de la empresa despertaron la movilización de los medios de comunicación especializados.

Daimler se declara inocente

La Fiscalía de Stuttgart investiga desde finales de marzo a varios de los empleados de Daimler. Sin embargo, el consorcio automotriz informó que hasta ahora los altos cuadros ejecutivos no han sido objeto de indagatoria judicial.

Con todo, Daimler está bajo presión al igual que otras automotrices alemanas. La empresa aseguró que no ha cometido ningún fraude, sin embargo se han realizado inspecciones de las emisiones de los vehículos y los valores que notifica el consorcio respecto a los reales muestran una diferencia apreciable.

Por esa razón, la compañía llamó a unos 247,000 autos que registraron datos contradictorios en materia de emisiones.

La automotriz enfrenta ya una demanda colectiva en Estados Unidos a causa de las presuntas manipulaciones de emisiones contaminantes de motores a diésel y la Secretaría de Justicia estadounidense le exigió esclarecer las acusaciones.

Autoridades alemanas demandan a Daimler y a otras empresas productoras de automóviles que reequipen los vehículos que muestran anomalías en las emisiones de diésel. En caso contrario, prohibirá la circulación de esos autos en el país europeo.

Fuente: Manufactura