Honda continuará invirtiendo en plantas de Jalisco y Guanajuato


La automotriz japonesa Honda de México refrendó su confianza en el mercado nacional y anunció que continuará invirtiendo en las plantas de El Salto, Jalisco, y Celaya, Guanajuato.

El presidente y director general de Honda de México, Hiroshi Shimizu, dejó claro que el país es el segundo más importante en Latinoamérica para las operaciones de la armadora, por lo que aún con los acontecimientos internacionales, particularmente la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los planes continuarán en marcha. Seguiremos trabajando, subrayó.
Una vez que se echó a andar la planta en Celaya en 2015, con la fabricación de aproximadamente 150 mil transmisiones anuales para vehículos de América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá), el directivo señaló que los planes para este país siguen adelante en cuanto a producción y ventas.

“Finalizamos la inversión en Celaya, que es muy fuerte (800 millones de dólares), donde construimos nuestras transmisiones. Continuará la inversión –interna–, aunque el monto será pequeño, tanto en El Salto, Jalisco, como en esa ciudad guanajuatense”, destacó en entrevista.

Crece la industria

Hiroshi Shimizu comentó el crecimiento de la industria en cuanto a ventas en el mercado doméstico, que si bien en 2016 fue superior a 18 por ciento, ahora, debido a eventos macroeconómicos y de índole internacional, se espera que sea de alrededor de 6 puntos porcentuales.

Debido a varios factores, como la debilidad del peso mexicano frente al dólar, los constantes movimientos de las tasas de interés y la incertidumbre por la renegociación del TLCAN, este año la industria estima una desaceleración de su desarrollo.

No podemos esperar el mismo crecimiento que el año pasado, debido a las condiciones macroeconómicas. Aunque tenemos un plan de desarrollo, no somos muy agresivos, apuntó.

Sin embargo, para Honda de México las ventas registraron un incremento de 11 por ciento durante abril de 2017 respecto de igual mes de 2016, con 6 mil 710 unidades. En el acumulado al primer cuatrimestre del año, el aumento fue de 5.7, con la comercialización de 28 mil 711 vehículos.
En lo que a producción se refiere, en el primer cuatrimestre del año Honda de México tuvo una reducción de 17.7 por ciento, lo cual es atribuible, en parte, a la disminución de 8.8 por ciento de sus exportaciones.
Aun así, después de Brasil, Honda de México es la más grande de la compañía en Latinoamérica en cuanto a operación y ventas internas.
Los productos más comprados de Honda en el mercado nacional son los modelos CR-V y HR-V, que actualmente se colocan como líderes en el segmento de las SUV con 29 y 7.4 por ciento de incremento en las ventas, respectivamente, al primer cuatrimestre del año.
En cuanto al comportamiento del consumidor mexicano y una posible migración en la compra de vehículos compactos hacia las SUV, el directivo señaló que si bien la CR-V y la HR-V tienen un comportamiento como productos líderes, también el compacto Honda City tiene una destacada participación en el acumulado del primer cuatrimestre, pues creció en ventas 18.2 por ciento.
Por eso, añadió, aún no puedo decir que hay una migración exactamente de compactos a SUV, pero estamos monitoreando todo el tiempo esos comportamientos, porque también uno de nuestros productos estrella es el City, que es un compacto. Entonces, obviamente estamos viendo qué sucede, pero no podemos decir que sí en este momento.

Fuente: La Jornada