Modelo de educación dual cooperativa de la Universidad Politécnica de San Luis Potosí


Automotive Supply News/ Mstra. Patricia Castillo Galván
Para México en este momento, la prioridad es la conformación de redes de colaboración entre
empresas e instituciones educativas que juntas participen en el desarrollo de talento humano en el entorno económico actual, donde el rápido cambio tecnológico, la aplicación de nuevos sistemas y procesos de trabajo y la conformación de mercados de trabajo altamente dinámicos
y demandantes son la constante.
Fue así como por medio de un proceso de diálogo entre empresas del sector industrial, entidades gubernamentales e instituciones educativas, se identificaron y analizaron tendencias y preocupaciones características del entorno industrial en México, de ahí es como se desarrolla el Modelo Mexicano de Formación Dual.
La Universidad Politécnica de San Luis Potosí, ha sido pionera en desarrollo de este tipo de programas. En 2008 inicio con el PROGRAMA DE FORMACIÓN COOPERATIVO
DUAL UNIVERSIDAD EMPRESA enfocado directamente a la educación superior y que responde a la necesidad de asegurar el logro de un perfil profesional pertinente en ingeniería requerido por las empresas establecidas en la región.
En los años que el programa ha estado funcionando, se ha logrado identificar grandes fortalezas, sin embargo, también existen áreas de oportunidad. Dentro de los beneficios obtenidos, las empresas identifican y desarrollan talento pertinente a sus procesos especializados y a las características organizacionales, los alumnos desarrollan habilidades y fortalecen los conocimientos adquiridos en la escuela con horas de practica laboral y las instituciones educativas fortalecen los programas educativos haciéndolos pertinentes a los requerimientos
de la industria existente en la región.
El Programa de Formación Universidad-Empresa de la Universidad Politécnica de San Luis Potosí es sustentable en el largo plazo por su propia naturaleza, ya que su filosofía de operación está basada en la relación concertada de los participantes que fomenta mutuamente las relaciones para lograr beneficios comunes.
El entorno actual favorece los intercambios y la vinculación universidad empresa como un medio para mantenerse actualizado y potenciar su crecimiento futuro. De esta manera el Programa se constituye como una herramienta valiosa para realizar una labor de acompañamiento en la mejora de procesos empresariales, de formación y empleabilidad del estudiante y crear, por tanto, mejores condiciones para el desarrollo regional y local.
Los beneficios tangibles que el Programa ofrece a sus participantes desde sus primeras etapas, sientan bases y motivan a la permanencia y viabilidad en el mediano y largo plazo. Por esta razón, se puede señalar que el modelo está generando un círculo virtuoso que consolide y amplíe la vinculación universidad empresa.
Muestra de ello es el interés manifestado por las empresas grandes que tienen interés en integrar a más estudiantes a sus áreas de trabajo ampliando su participación en el Programa, así como las solicitudes recibidas por nuevas empresas para incorporarse al Programa. El reto está en poder integrar este modelo a las empresas micro y pequeñas.
Existen áreas de oportunidad a los que se debe poner atención. En este tipo de programas de formación, el financiamiento recae directamente en las empresas pues son las responsables de cubrir una remuneración por el trabajo que los estudiantes realizan a las organizaciones,
lo que los hace altamente sensibles a los retos de la economía. Esto también significa una desventaja para las empresas micros y mediana a quienes les es difícil competir con las grandes compañías que ofrecen mejores becas, procesos más interesantes y oportunidades de
desarrollo laboral.
La limitación más importante identificada para la buena marcha del Programa consiste, en la aceptación e involucramiento por parte del sector empresarial, lo cual debe atenderse a través de un proceso claro y ordenado de sensibilización e información sobre los beneficios y el
funcionamiento del Programa.
Existen en México modelos exitosos de formación DUAL dependiendo del nivel educativo (nivel medio superior o nivel superior) sin embargo el reto común en cada uno de ellos es que requieren de un mayor esfuerzo en la vinculación entre las instituciones educativas con las empresas que faciliten la réplica y adaptación del modelo en otros contextos productivos y económicos.