Reglas de origen y aduanas, principales tópicos en renegociación del TLCAN


El Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, publicó un detallado resumen de los objetivos para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entre otros, incluye la agilización de servicios aduaneros, el reforzamiento de políticas para la facilitación del comercio y actualizar reglas de origen, así como un capítulo en economía digital, condiciones del sector agricultor, trabajo y formación ambiental.

  • Sobre Aduanas y facilitación del comercio:
    – Aprovechar y establecer normas elevadas para la aplicación de los Acuerdos de la OMCque incluyan la facilitación del comercio y la valoración en aduana.
    – Aumentar la transparencia garantizando que todas las leyes, reglamentos y procedimientos aduaneros se publiquen en Internet, así como la designación de puntos de contacto para las preguntas de los comerciantes.
    – Asegurar que, en la medida de lo posible, los envíos se liberen inmediatamente después de determinar el cumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables y establecer nuevas disciplinas sobre el momento de la liberación, la automatización y el uso de las garantías.
    – Proporcionar un trato aduanero simplificado y acelerado para los envíos de entrega urgente, incluso para los envíos superiores a cualquier umbral de minimis. Proporcionar un valor de envío de minimis comparable al valor de envío de minimis de 800 dólares.
    – Garantizar que los países del TLCAN administren las sanciones aduaneras de manera imparcial y transparente y eviten conflictos de interés en la administración de las sanciones.
    – Proveer la automatización de los procesos de importación, exportación y tránsito, incluso a través de la integración de la cadena de suministro. Reducir formularios, documentos y trámites de importación, exportación y tránsito; una mayor armonización de los requisitos de datos aduaneros, y dar resoluciones anticipadas con respecto al tratamiento que será proporcionado a un bien en el momento de la importación.
    – Prever el recurso administrativo y judicial de las decisiones aduaneras.
    – Proporcionar el pago electrónico de derechos, impuestos, tasas y cargas impuestas sobre o en relación con la importación o exportación.
    – Prever el uso de sistemas de gestión de riesgos para el control aduanero y los procedimientos de auditoría posteriores al despacho de aduana para garantizar el cumplimiento de las leyes aduaneras y conexas.- Proveer disciplinas sobre el uso de los agentes aduanales, la inspección previa a la expedición y el uso de contenedores reutilizables.
    – Establecer un comité para que las Partes compartan información y cooperen en las prioridades comerciales con miras a resolver el trato incoherente de los bienes comerciales.

 

  • Sobre Reglas de Origen:
    – Actualizar y fortalecer las normas de origen, según sea necesario, para asegurar que los beneficios del TLCAN se destinen a productos genuinamente fabricados en los Estados Unidos y América del Norte.
    – Garantizar que las normas de origen incentiven el abastecimiento de bienes y materialesde los Estados Unidos y Norteamérica.
    – Establecer procedimientos de origen que simplifiquen la certificación y verificación de las normas de origen y que promuevan una aplicación estricta, incluso con respecto a los textiles.
    – Promover la cooperación con los países del TLCAN para asegurar que los bienes que cumplan las reglas de origen reciban beneficios del TLCAN, eviten la evasión de los derechos y combatan los delitos aduaneros.

 

  • Sobre Propiedad intelectual:
    – Promover una protección adecuada y efectiva de los derechos de propiedad intelectual,incluso mediante lo siguiente:
    – Garantizar la aplicación acelerada y completa del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Acuerdo sobre los ADPIC) de la OMC, en particular con respecto al cumplimiento de las obligaciones contraídas en virtud del Acuerdo sobre los ADPIC.
    – Garantizar que las disposiciones que rigen los derechos de propiedad intelectual reflejen un estándar de protección similar al que se encuentra en la legislación estadounidense.
    – Proporcionar una fuerte protección y aplicación para las tecnologías nuevas y emergentes y nuevos métodos de transmisión y distribución de productos que incorporen la propiedad intelectual, incluso de una manera que facilite el comercio digital legítimo.
    – Prevenir o eliminar la discriminación con respecto a asuntos que afectan la disponibilidad, adquisición, alcance, mantenimiento, uso y cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual.
    – Garantizar normas de protección y aplicación que se ajusten a la evolución tecnológica y, en particular, velar por que los titulares de derechos dispongan de los medios legales y tecnológicos para controlar el uso de sus obras a través de Internet y de otros medios de comunicación mundiales e impedir su uso no autorizado. trabajos.
    – Prevenir o eliminar la participación del gobierno en la violación de los derechos de propiedad intelectual, incluyendo el piratería y la piratería.
    – Garantizar oportunidades justas, equitativas y no discriminatorias de acceso a los mercados para las personas de los Estados Unidos que dependen de la protección de la propiedad intelectual.
     Respetar la Declaración sobre el Acuerdo sobre los ADPIC y la Salud Pública adoptada por la Organización Mundial del Comercio en la Cuarta Conferencia Ministerial de Doha, Qatar, el 14 de noviembre de 2001, y velar porque los acuerdos comerciales fomenten la innovación y promuevan el acceso a los medicamentos.

“Las negociaciones tienen por objeto aplicar los más altos estándares que abarquen la gama más amplia posible de bienes y servicios para asegurar un comercio verdaderamente libre y justo que apoye los empleos mejor pagados y el crecimiento económico en los Estados Unidos”, se lee en el documento americano.
Por su parte, el gobierno mexicano aseguró que recibió con agrado la noticia de las intenciones de la negociación, ya que contribuirá a definir con mayor claridad los temas a tratar y los tiempos en los que se llevará a cabo el proceso de modernización. Se espera que los tres países estén en condiciones de iniciar formalmente las negociaciones a partir del 16 de agosto de 2017.
“México continuará con el periodo de consultas públicas que inició el 1 de febrero de 2017 y que finalizará a principios de agosto próximo, reafirmando su voluntad de actualizar el TLCAN para hacer frente a los retos del siglo XXI”, informó la Secretaría de Economía. Trabajamos para lograr un proceso de negociación constructivo que permita aumentar los flujos comerciales y de inversión y consolide la cooperación y la integración económicas para fortalecer la competitividad de América del Norte”.
Por su parte, Chrystia Freeland, Ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, declaró: “El NAFTA apoya millones de empleos de clase media en Canadá, Estados Unidos y México. Acogemos con beneplácito la oportunidad de modernizar el TLCAN para reflejar nuevas realidades e integrar enfoques progresistas, libres y justos para el comercio y la inversión.
“El informe de los Estados Unidos es parte de su proceso interno y es requerido bajo la legislación de la Autoridad de Promoción Comercial de los Estados Unidos. Al igual que lo hizo EU, seguimos consultando con los canadienses sobre la modernización del TLCAN e invitamos a todos involucrados con la economía de nuestro país a compartir sus ideas, perspectivas y prioridades, incluso a través de nuestra consulta en línea”, manifestó.
Fuente: TYT