Empresa alemana VW enfrenta nuevo emplazamiento europeo


El gigante alemán de la industria automovilística Volkswagen (VW) enfrenta hoy un emplazamiento europeo por presunto uso indebido de fondos financieros, tras un escándalo internacional debido al trucaje de dispositivos en motores diésel.

 

Según confirmó la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (Olaf), la fiscalía alemana de Braunschweig recibió información sobre el caso, lo que merita la apertura de un proceso de investigación por la vía penal.
Presumiblemente, VW utilizó créditos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para la producción de motores o dispositivos implicados en la manipulación de emisiones de gases contaminantes, alegó la Olaf.
A juicio de la empresa, las imputaciones resultan improcedentes, pues en mayo de 2016 devolvió antes de tiempo préstamos del BEI por valor de 975 millones de euros a fin de evitar cualquier vínculo con el incidente de los motores.
‘Mantenemos nuestra opinión de que todos los medios financieros que Volkswagen recibió de la Unión Europea(UE) se emplearon conforme a los fines previstos. Eso se aplica también a los créditos del Banco Europeo de Inversiones’, indicó la compañía.
Sin embargo, el presidente del BEI, Werner Hoyer, aseguró hoy que todavía la entidad no puede descartar que el crédito de 400 millones de euros titulado ‘Volkswagen Antrieb RDI’, esté vinculado a la tecnología de control de emisiones objeto del cuestionamiento.
También la institución financiera, con sede en Luxemburgo, corroboró que había recibido las conclusiones de la investigación hecha por la Olaf, la cual recomienda al BEI la toma de ‘medidas activas en la aplicación de su política antifraude’.
El análisis de la Olaf versó sobre ‘el posible abuso en el uso de fondos de la UE y del Banco Europeo de Inversiones por el grupo Volkswagen’ y su posible vínculo con la ‘producción de motores o de dispositivos implicados en la manipulación de los niveles reales de emisiones de gases de vehículos’, precisó la fuente.

Fuente: Prensa Latina

Tags