Ford apoya la renovación del parque de diésel


Ford se desmarcó de los objetivos planteados por BMW, Daimler, el grupo Volkswagen y Opel en la llamada “cumbre del diésel” que se celebró el pasado miércoles. Para el fabricante norteamericano, la estrategia de actualizar el software de 5,3 millones de coches es una medida inefectiva.
La compañía admitió compartir el interés por reducir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de los diésel pero no el método. En un comunicado señaló que el beneficio del método propuesto sería «despreciable para el consumidor y carecería de impacto en la calidad del aire».
En su lugar, se decanta por una ruta diferente: motivar a los propietarios de coches Ford con motores diésel Euro 1, 2 o 3, matriculados en 2006 o antes, a renovar sus vehículos. La compañía ofrece ayudas de entre 2.000 y 8.000 euros para impulsar a sus clientes en la tarea.
Por ahora, la iniciativa de Ford se circunscribe a Alemania pero no se descarta extenderla a nuevos ámbitos geográficos.
Fuente: El Mundo