Obstáculos de México no se resolverán con el TLCAN


La agencia calificadora Moody’s informó este miércoles que los principales impedimentos para el crecimiento de México no se resolverán solamente con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
La agencia calificadora Moody’s Investors Service informó este miércoles que los principales impedimentos para el crecimiento de México no se resolverán solamente con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Añadió quela productividad del país continuará estancada y que la brecha de ingresos con Estados Unidos seguirá creciendo en el tiempo, en lugar de converger.
Los países que integran el TLCAN intentan renegociar un acuerdo modernizado después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con abandonar el pacto trilateral de más de dos décadas, argumentando que ha sido dañino para la economía del país.
Moody’s comunicó que la implementación de reformas estructurales en México podría contrapesar parte de los riesgos que enfrenta la economía del país por temas comerciales.

Acotó que México no ha logrado las grandes tasas de crecimiento que se esperaban con la liberación de su economía y las brechas de salarios y productividad frente al vecino país se han ensanchado en lugar de reducido.
“El TLCAN no ha resuelto el lento crecimiento, la baja productividad, ni los bajos salarios de México”, señaló en su reporte el analista de Moody’s, Madhav Bokil.
Estimó que si la productividad de México permanece estancada, la brecha de ingresos frente a Estados Unidos aumentará con el tiempo en lugar de lograr una convergencia.
Los bajos niveles que han registrado la productividad, salarios y crecimiento de México durante las últimas tres décadas, aún fuera de periodos de crisis económica o de recesión, no se resuelven con el modelo de crecimiento actual que se enfoca en las exportaciones y depende del acceso al mercado estadounidense vía el TLCAN, agregó.
De acuerdo con Moody’s, el país ha mantenido su ventaja competitiva mediante un crecimiento negativo del salario real, a expensas de los niveles de ingresos.
Explicó que la baja productividad y crecimiento del salario en México responde a la desigualdad regional de oportunidades y al alto grado de informalidad de su economía. Recordó que la agenda de reformas estructurales de 2012-2013 contempla como prioridad reducir la informalidad y la desigualdad en términos de productividad, desarrollo y crecimiento.
Fuente: El Economista