Nissan GT-R vs. Porsche 911 Turbo: Duelo de Titanes


Cada uno tiene su encanto propio, sus cualidades y su estilo. Son dos vertientes de una misma pasión como lo es el conducir dos iconos de la historia del automóvil.

 
Hoy día las cualidades de los autos han cambiado, el avance constante de la tecnología ha logrado que pensar en el futuro de la movilidad se concentre, principalmente, en autos pequeños y sí, el manejo autónomo.
Aunque me considero entusiasta de la revolución tecnológica y estoy a favor de cualquier cambio o avance, creo que también que existe un punto intermedio en el que las viejas usanzas pueden convivir con las nuevas generaciones y sus necesidades, en este caso tener el sentido más puro del manejo y la sensación increíble de pisar el acelerador con un poco de miedo y mucha expectativa.
4
Esto es precisamente lo que GT-R y 911 Turbo representan para cualquier amante de los autos. Herencia, diseño, potencia, emoción pero sobre todo tecnología que se combina a la perfección con dos formas de manejo que nos regresa la esperanza cuando de motores aspirados se trata.
Alemán de respeto
_mg_2747
No me voy a poner a comparar uno y otro porque creo sería injusto para ambos autos, cada uno aporta lo necesario para un perfil diferente, el sonido, materiales, motor y diseño está creado para conductores con personalidades diferentes, pero que comparten el gusto por la velocidad.
Porsche 911 Turbo mantiene líneas clásicas. Ha logrado trascender y mantener esos rasgos que fueron, y serán, elegantes y sofisticados desde su presentación en el Salón del Automóvil en1974 en Paris.
Esta generación llegó como el resto, sin necesidad de ser protagonista pero logrando cautivar las miradas de todos. Basta con encenderlo para escuchar ese maravilloso motor de 540 caballos de fuerza, el cual logra el 0-100 en 3.0 segundos con Lunch Control y una velocidad máxima de 320 km/h en el sexto cambio, siendo el séptimo el reductor de revoluciones que logra disminuir el consumo.
La caja PDK (Porsche Doppelkupplung) hace lo propio logrando el cambio de marcha en milisegundos, sin interrupción de la fuerza de tracción, logrando confort y una mejor sensación de manejo. Aunque recordemos que tenemos tres modos de manejo que, dependiendo el programa de cambio (Normal, Sport o Sport Plus) la marca puede ser muy ligera o extremadamente deportiva.
6b
Además cuenta con el Porsche Traction Management (PTM) que regula la distribución de la fuerza motriz entre el eje trasero de tracción permanente y el eje delantero, es decir logra la distribución adecuada para una excelente tracción.
Los interiores, como siempre, no nos quedan debiendo nada. Los asientos envolventes son el primer contacto que tenemos con el auto y es precisamente este lo que nos da el primer acercamiento, desde dentro, al mundo Porsche.
El sistema Porsche Communication Management (PCM) viene de serie en cualquier versión, esta unidad de mando central concentra el sistema de infoentreteniento que puede ir conectado al sistema de sonido BOSE o Burmester.
Bestia japonesa
6a
Por su parte el completamente nuevo GTR es, de alguna forma, la otra cara de la moneda.
Este monstruo llegó a México hace pocos meses y desde su lanzamiento el revuelo alrededor del auto ha sido obvio y con justa razón.
Recordemos, antes que nada, por qué lo conocemos como Godzilla. Su motor V6 de 3.8litros con doble turbo entrega 565 caballos de fuerza, logrando el 0-100 en 2.8 segundos.
Este es uno de los pocos autos que tiene la transmisión está ubicada en la parte trasera y que integra AWD, todo lo anterior con el fin de mejorar el centro de gravedad del vehículo permitiendo cambios suaves, menor gasto de combustible y por supuesto una mejor conducción.
Godzilla llegó renovado, ahora con la nueva parrilla VMotion de Nissan que mantienen la esencia de la marca pero que igualmente se acopla a la perfección, al carácter y fuerza del legendario superdeportivo.
GT-R es y será un auto poderoso, listo para destruir al que tenga en frente. El motor, aunque en papel es más fuerte que el del 911, al momento de encenderlo suena completamente diferente. Pareciera que no tiene tantas ganas de avisar su llegada, supongo que basta con la personalidad del propio diseño para hacerlo.
gtrback
En realidad el motor es rabioso desde las entrañas, así sin mucho ruido es capaz de destruir un Ferrari F430 con la mano en la cintura.
Contrario a lo que puedan creer este no es para nada un auto pesado o difícil de manejar. La puesta a punto es exacta y la dirección precisa sin ser extremadamente dura. Esta elaborado con acero reforzado, diseñado con el fin de incrementar la estabilidad a altas velocidades. Además el diseño permite que la circulación del aire fluya alrededor del vehículo y no por debajo del mismo, ayudando a una mayor estabilidad, minimizando la resistencia.
Cabe mencionar que este auto está creado por artesanos, ingenieros conocidos como Takumi, que ensamblan el auto bajo los estándares más estrictos de manufactura, así que sí, es una obra de arte.
Como verán desde un lado elegante y otro rabioso tenemos dos de los autos más emblemáticos de su segmento que se han convertido en iconos de potencia, diseño y velocidad. Aquí no es cuestión de quién gana o quién pierde, es más bien cuestión de personalidad.
Fuente: Autos EF