BMW le da un giro al i3 para competir con Tesla


BMW está cambiando la forma cuadrada de su coche eléctrico i3 para darle un aspecto más deportivo a fin de aumentar su atractivo y competir mejor con Tesla.
Para darle líneas más convencionales, el i3 actualizado ofrece un mayor ancho y una parte delantera alargada, por lo que parece menos achaparrado. El extremo trasero es menos rectangular, y el techo se inclina ligeramente hacia la parte de atrás. A partir de noviembre, la línea de este coche urbano se ampliará con una versión deportiva que cuenta con una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, dijo el fabricante de Múnich en un comunicado.
El i3 de 44 mil 450 dólares ha tenido dificultades para atraer a los compradores desde su debut en 2013, ya que los consumidores rechazaron su alto costo, su limitada autonomía y su diseño inusual. La competencia se ha intensificado desde entonces con el nuevo sedán Model 3 de Tesla de 35 mil dólares, cuyas primeras entregas se iniciaron el mes pasado, gracias a su precio más bajo y su mayor autonomía. Para volverse más competitiva, BMW se prepara para lanzar versiones eléctricas del todoterreno X3 y el Mini para el final de la década.

BMW i3. Photographer: Jasper Juinen/Bloomberg

BMW i3. Photographer: Jasper Juinen/Bloomberg

La nueva versión del i3 contará con sistemas opcionales de asistencia al conductor, tales como un control de crucero adaptativo y una característica para ayudar a no desplazarse de un carril a otro, pero los cambios no mejorarán el rango. El coche solo puede recorrer alrededor de 160 kilómetros por carga y 290 kilómetros con el llamado extensor de rango –un pequeño motor de gasolina que genera electricidad–. En comparación, el Model 3 de Tesla tiene una gama de 350 a 490 kilómetros.
Consecuencias del escándalo
A pesar de su lento comienzo, la demanda del i3 viene aumentando, y se vendieron más de 25 mil 500 unidades del modelo el año pasado. Desde su debut en 2013, BMW ha entregado un poco más de 83 mil coches i3.
La presión para impulsar las ventas de autos eléctricos se ha intensificado en los dos años transcurridos desde que estalló el escándalo del engaño del diésel de Volkswagen. La crisis ha pesado sobre la demanda de vehículos, y ahora se considera fundamental cumplir con las normas ambientales más estrictas que regirán en la próxima década.
Fuente: Autos EF

Tags