"Industria automotriz: 12 claves"


 
1. México es el 7o país fabricante de automóviles en el mundo.
2. De las principales armadoras mundiales; 21 tienen presencia en 14 estados del país.
3. La participación de la industria automotriz y de autopartes es el 3.5% del PIB nacional. El 18% del PIB manufacturero. Posee el 20% de la Inversión Extranjera Directa. Y sus exportaciones totales alcanzan el 27%.
4. México tiene “la 3ª plataforma automotriz más rentable para producir automóviles y autopartes después de China e India”. Es el 1er fabricante de automóviles en América Latina.
5. Saltillo ocupa el 1er lugar en la producción de autos y camiones. En producción bruta, Coahuila ocupa el 2º lugar nacional.
6. La industria automotriz emplea a 810 mil 927 trabajadores.
7. Estos “ganan 3.3 veces menos que un coreano y 7.6 veces menos que un alemán”.
8. Canadá se queja de la imposibilidad de tener un acuerdo trilateral –cobijado por el TLCAN- cuando el salario mínimo del obrero mexicano es 90 centavos de dólar la hora. En Canadá es de 4 dólares. En USA de 9 dólares.
9. El salario automotriz se ha estancado por “prácticas de simulación sindical”, traducidas en “la firma de contratos colectivos de trabajo de protección patronal”.
10. El Estado mexicano garantiza a las corporaciones automotrices transnacionales, “bajos salarios, paz laboral y un perverso modelo sindical y contractual que facilita el control de los trabajadores al servicio de dichas empresas, que además se llevan sus ganancias a sus países de origen”.
11. La mayoría de las trasnacionales automotrices firman “contratos colectivos con sindicatos blancos o de protección, principalmente de la CTM, incluso antes de que inicie la construcción o instalación de la fábrica y haya trabajadores”.
12. De 32 plantas automotrices en el país, “19 tienen sindicatos “subordinados a las empresas, o de charros la CTM”; 10 tienen organizaciones de protección patronal y sólo 3 son independientes”.
México es un país maquilador. Incapaz de exigir salarios justos y dignos para sus trabajadores.
¿Tocaremos fondo algún día? Ojalá.
Fuente: Milenio