Piso mojado: precauciones extremas


En los días de lluvia se requiere tomar algunas previsiones antes y durante el manejo, esto hará la diferencia en el camino.
Diego Hernández Sánchez
Los días de lluvia no parecen terminar, por ello nunca está de más recordar lo que debemos hacer estando tras el volante en momentos cuando la precipitación fluvial es inminente y conducir no es fácil. El contacto con el piso mojado crea situaciones peligrosas si no se conduce con inteligencia y precaución, además de que la visibilidad disminuye.
Es importante evitar los movimientos bruscos y no invadir los carriles laterales ya que es muy fácil perder el control del vehículo.

 Photographer: Sanjit Das/Bloomberg

Photographer: Sanjit Das/Bloomberg

Recomendamos tener en cuenta lo siguiente al manejar bajo la lluvia:
1.- Asegúrate de que los faros y las calaveras estén funcionado, de no ser así cambia los focos, desmóntalos y lleva la muestra a una refaccionaria.
Limpia tus faros con productos especializados, o lleva a cabo un proceso de encerado sobre la superficie; notarás que al retirar la cera, los faros tendrán un buen aspecto y la iluminación será mejor.
2.- Revisa que las gomas de los limpiadores no se encuentren agrietadas, cámbialas si notas que ya no retiran en su totalidad el exceso de agua sobre el parabrisas.
Procura no limpiar el parabrisas con productos ajenos al cuidado del mismo, ya que esto puede ocasionar que sea más difícil desempañarlos y disminuya la visibilidad.
3.- Asegúrate de que tu auto desempañe el parabrisas sin complicaciones; de no ser así, acude a un taller donde reparen el sistema de aire acondicionado en autos.
También un modo rápido puede ser que busques en grandes refaccionarias una lata con carga de aire acondicionado, esto puede ayudarte a solucionar el problema.

Photographer: Sanjit Das/Bloomberg

Photographer: Sanjit Das/Bloomberg

4.- Siempre mantén las llantas en la presión adecuada, esto lo puedes consultar en la tapa de combustible o en el marco de la puerta del conductor.
Observa el trazado de la llanta y verifica que no presenta grietas o un desgaste extremo, estas tienen un tiempo de vida estimado en cuatro años, pueden variar dependiendo de la constancia en el uso del auto.
5.- Incrementa la distancia con el auto de enfrente, esto hará que en caso de un frenado de emergencia o cualquier imprevisto, tengas el tiempo necesario para controlar el auto.
6.- Disminuye tu velocidad y evita los estancamientos de agua, de no tener la precaución necesaria podrías perder el control. En curvas aumenta la precaución, reduce la velocidad cuanto más sea posible.
Existen calles que tienen una cierta inclinación donde se estanca el agua, opta por circular en la parte más alta de esta.
Fuente: Autos EF