Descartan avance automotriz en TLC


En la tercera ronda de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) no hubo ningún avance para el sector automotor, dijo Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).
Señaló que a pesar de las expectativas y el avance en las negociaciones, todavía no hay un documento de trabajo el cual se pueda decir que contiene un plan de trabajo específico.
“No ocurrió nada, no tenemos una propuesta para revisar, no tenemos material que yo les pueda presentar. Todo lo demás que se ha escuchado es ruido alrededor de la negociación”, dijo en conferencia.
Añadió que de manera formal, ni el gobierno estadounidense ni el canadiense han presentado algún tipo de texto que se pueda tomar como referencia para establecer las condiciones bajo las cuales habrá de operar esta industria, una vez que se confirme el nuevo tratado.
De cualquier manera, la industria automotriz asentada en el País continúa apoyando a los negociadores mexicanos, con la revisión de números y análisis de escenarios para poder presentar esta información y así colaborar con la labor que se está haciendo.
Respecto a la posición de las armadoras, confirmó que se mantiene en el mismo sitio, donde esperan que no haya cambios respecto a cómo se opera actualmente.
“Nosotros tenemos claro que no queremos modificaciones al sistema”, expresó.
En materia laboral, donde Estados Unidos y Canadá están presionando para que haya ajustes en México sobre las condiciones salariales y en consecuencia hay factores de incertidumbre para el sector, dijo que ya existen algunos avances pero que AMIA aún no cuenta con la información.
“Tanto el Gobierno canadiense como el de EU presentaron propuestas en materia laboral. No tengo los detalles de esas propuestas que seguramente en los próximos días se estarán revisando.
“Es muy importante darle espacio a los expertos para que los revisen. Sí puedo decir que la propuesta estadounidense es más progresista”, indicó.
Debido a que para el sector automotor los temas a negociar son de mucha complejidad técnica se espera que sea uno de los procesos más largos y que se revisen con mayor minucia.
Sin embargo, aunque aún no comienza la revisión para la industria, Solís manifestó que las negociaciones se mantendrán conforme al calendario planteado.
“Los negociadores tienen claridad respecto a este horizonte, no tengo ninguna información que me indique que no se vaya a acabar en este plazo de siete rondas; en ese caso se estaría compartiendo con nosotros.
“Al final, las rondas se vuelven más intensas, más largas, se pegan unas con otras porque se vuelven casi permanentes. Hay un esfuerzo grande que se está haciendo, un equipo negociador muy experimentado y yo confío que harán lo necesario para acabar en el tiempo”, dijo.

 Fuente: Reforma