Volkswagen quiere su propio Uber


El fabricante de automóviles alemán, que ya ha invertido 300 millones de dólares en Gett, decidió no comprometer nuevos aportes en la última ronda de búsqueda de capital de la empresa, según personas familiarizadas con los planes de Volkswagen, que pidieron que no se revelara su identidad porque las conversaciones son privadas.
A principios de año, Gett, con sede en Tel Aviv, y que conecta pasajeros con taxis locales, contrató a Wells Fargo & Co. y Credit Suisse Group AG para recaudar unos 700 millones de dólares para financiar su expansión, valorando la aplicación entre 2 mil millones y 3 mil millones de dólares.
Gett está apuntando ahora a 500 millones e dólares, con una valoración similar, según un funcionario de la empresa cercano a la operación de búsqueda de financiamiento.
Sin embargo, nuevos inversores no se deciden a apoyar a Gett antes de que VW se comprometa a la ronda de financiamiento.
Gett opera en cerca de 100 ciudades, entre ellas Nueva York, Londres y Moscú. Otros inversores incluyen a Access Industries del multimillonario Len Blavatnik, y el gestor de fondos sueco Vostok Nafta Investment Ltd.
Las dudas de VW de respaldar a Gett surgen a consecuencia de la serie de problemas que Uber, principal rival de Gett, está teniendo en Europa. Uber está apelando actualmente una decisión del regulador de Londres de revocar su licencia y busca llegar a un acuerdo; también ha retirado el servicio de Dinamarca y Noruega tras obstáculos regulatorios.
Gett también ha comenzado a expandirse en dominios de Uber, pagando en abril 200 millones de dólares para adquirir Juno, una empresa de emprendimiento en Nueva York que genera un mayor lazo con los conductores, al ofrecerles acciones en la empresa y una remuneración mejor que Uber.
VW está usando con fuerza su significativo poder financiero en sus esfuerzos por igualar el avance de sus rivales en la industria digital, después de que su administración anterior se enfocó más en el negocio tradicional de fabricación de autos.
El año pasado, el mayor fabricante de autos del mundo lanzó Moia, que ofrecerá servicios de viaje y movilidad. La nueva empresa, que coopera con Gett, apunta a ser uno de los tres principales proveedores de servicios de viaje y generar ingresos por “unos miles de millones” de euros en unos pocos años, dijo Ole Harms, jefe de la unidad, durante su lanzamiento.
“Movilidad conectada por internet, la digitalización, los servicios de movilidad y los autos sin conductor, finalmente ahora estamos enfrentando los grandes temas del futuro con suficiente fuerza”, dijo el máximo responsable de VW, Matthias Mueller, a 400 de sus máximos ejecutivos en una conferencia interna la semana pasada.
Fuente: El Financiero