Empresas de EU mantienen planes de mudarse a México


La clave es la mano de obra barata que se paga en nuestro país, según Bloomberg.
Las empresas estadunidenses mantienen sus inversiones en México, pese a la amenaza del presidente Donald Trump de terminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y continuarán incluso si este pacto colapsa, según Bloomberg.

En una nota difundida esta martes, la agencia de información financiera destacó que muchas empresas mantienen sus planes de trasladar operaciones a México incluso si el TLCAN no se renueva, de acuerdo con firmas que asisten en la reubicación de compañías.

Tecma Group aseveró que tiene más negocios que nunca en sus tres décadas ofreciendo servicios de reubicación. En las últimas semanas, ayudó a un fabricante de equipos de limpieza y a una empresa de embalaje a mudarse a México.
Por su parte, Chicago Consulting Associates tiene tres nuevos prospectos interesados en México, en tanto que Keith Patridge, que dirige McAllen Economic Development, espera que al menos 12 empresas establezcan operaciones esta año en la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas.
Otra empresa, Tacna Services, ha ayudado a dos empresas a ubicarse en el estado de Baja California, de acuerdo con Bloomberg.
“Muchos factores entran en las decisiones, pero estas compañías han hecho un simple cálculo: la mano de obra barata en México”, precisó la agencia.

 La nota aseguró que el costo de la mano de obra representa un ahorro de hasta 20 mil dólares por trabajador en comparación con Estados Unidos, lo que resulta suficiente para compensar cualquier nueva tarifa impuesta tras la desaparición del TLC.

“Si eliminan el TLC y vuelven a las tarifas comerciales normales, creo que sería manejable. La vida continuaría por los costos laborales tan radicalmente diferentes”, aseveró Ross Baldwin, director ejecutivo de Tacna.
Si el TLC fuera eliminado, el comercio en América del Norte estaría sujeto a las tarifas arancelarias de la Organización Mundial del Comercio, que son en promedio menores a 3.5 por ciento para México y de cerca de 7.0 por ciento para Estados Unidos, según la consultoría Nomura Holdings.
Bajo ese escenario, muchas empresas pueden simplemente absorber esas tarifas, de acuerdo con Bloomberg.

Un salario inicial para un trabajador en una fábrica de Tijuana, incluidos los beneficios, es el equivalente a alrededor de 2.50 dólares por hora, según Baldwin.

El salario promedio por hora para los ensambladores de EU es de 14.93 dólares por hora, mientras que 10 por ciento de los empleados con menor paga recibe 9.24 dólares por hora, según cifras oficiales.
Otro ejemplo de empresa que traslada operaciones a México es Kongsberg Automotive, que el próximo año cerrará una fábrica en Carolina del Sur que produce tubos y mangueras.
Fuente: Milenio