GRUPO DE EXPERTOS PIDE PROTEGER AL SECTOR ENERGÉTICO ANTE POSIBLE FIN DEL TLCAN


La reforma energética de 2013 abrió un nuevo panorama en el sector nacional, pero se requiere aún de modificaciones en apartados como los órganos reguladores y Pemex para atraer más inversiones, en una actividad que requiere entre 30,000 y 40,000 millones de dólares al año, dijo un grupo de expertos del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi) en un estudio sobre el sector.
Además, la industria debe prepararse ante un posible fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con la expedición de una nueva Ley de Inversión Extranjera que incluya las directrices que ya se encuentran en el tratado vigente, dando certidumbre así a las inversiones actuales y futuras en el sector.
“No podemos tener un régimen que se aparte demasiado de lo que otros países ponen en la mesa”, explicó Andrés Rozental, miembro de Comexi y ex diplomático mexicano.
El grupo pide que se analice modificar el régimen interior sobre capitales, para incluir en una nueva Ley de Inversión Extranjera las protecciones que ahora se prevén en el TLCAN. Eso dará certidumbre a la propia reforma energética en caso de que fracasen las negociaciones de modernización del tratado.
“Se crearon muchas instituciones con la reforma, unas están funcionado a pleno vapor, como CRE y CENAGAS, otras no han dado todo lo que deben dar, pero la importante tarea que tenemos es fortalecer esas instituciones y darles la autonomía para que puedan funcionar”, dijo Rozental.
El estudio pide que las autoridades analicen otorgar una mayor autonomía a la Agencia de Seguridad de Energía y Ambiente (ASEA), similar a la que tienen ahora la CRE y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).
La implementación de la reforma energética ha permitido que cerca de 124 empresas hayan comprometido alrededor de 80,000 millones de dólares en proyectos en los próximos años en los sectores de exploración y producción de hidrocarburos, construcción de infraestructura de transporte y almacenamiento de combustibles, despliegue de ductos para gas natural y generación eléctrica, según las estimaciones del estudio México ante el espejo.
“A la reforma se le exigen resultados en el muy corto plazo, pero que son irreales. Tardará en dar los frutos que se esperan de ella”, dijo la ex funcionaria de la Secretaría de Energía, y miembro del grupo de trabajo, Lourdes Melgar, durante la presentación del estudio.
La ex funcionaria consideró que uno de los pendientes de esta reforma debe ser el incremento en la producción nacional de gas natural húmedo, debido a que existen zonas del país donde se puede conseguir este producto de manera más económica que importándolo desde Estados Unidos.
“Cuando empezó la discusión de la reforma todo se centró en el petróleo, pero lo importante era ver el impacto del sector energético en la economía”, destacó Francisco Salazar, ex titular de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
El ex funcionario considera que se requieren entre 30,000 a 40,000 mdd al año para satisfacer la demanda energética del país, y que bajo el modelo anterior a la reforma eso era imposible de alcanzar.
El análisis también pide dar mayor autonomía a Pemex a través de una modificación en su Consejo de Administración, que ahora tiene una mayoría de funcionarios públicos, e incluso plantea la opción de que pueda salir a Bolsa.

“Uno de los temas es que hay que sanear a Pemex totalmente antes de siquiera salir a Bolsa, porque ahora no sería una salida exitosa”, matizó Rozental.
En el nuevo modelo energético de México también debe replantearse el papel del país frente al mundo, porque su ubicación puede servir como punto de encuentro no sólo entre América del Norte y el resto del continente, sino como puente para otros países en materia de intercambio de energéticos como el gas natural, apuntó Enrique Hidalgo, presidente de Exploración y Producción de Exxon en México.
 
Fuente: Expansión

Tags