Sector automotriz debe ‘poner ojo’ en las reglas de origen del T-MEC


Por: Erick Estrada

Se deben asesorar con relación a la integración que se hará de estos nuevos lineamientos a fin de que mantengan su competitividad dentro de la región.

Para el presidente de la Asociación de Agentes Aduanales del Bajío (AAABAC), Vicente Rivera, el sector automotriz deberá poner especial atención a las nuevas reglas de origen que se integran dentro del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La relevancia de tomar en cuenta estas nuevas reglas para el comercio exterior se encuentran en el sustento de que México es un país con una plataforma de exportación muy importante para la industria automotriz en la región del T-MEC.

“Hablando de los temas automotrices se ha desarrollado una cadena de proveeduría automotriz muy fuerte en el país, sobre todo en el norte y en todo el Bajío, esta última la que ha detonado en los últimos años muy fuertemente el desarrollo de esa industria”.

Afirmó que el T-MEC es un tratado que trae aparejadas nuevas reglas de origen para la industria automotriz, que será la que primordialmente deberá acatarlas para que sus productos se consideren originarios al momento de querer exportar a los países dentro de la región.

“Cada industria tendrá que hacer su análisis de cómo va a cumplir con esas reglas de origen para poder calificar como originarios, finalmente para los tres países es un hecho de que el tratado es y ha sido muy importante y benéfico”.

Puntualizó que si bien han entrado en los últimos tiempos temas políticos que han permeado en su permanencia, el hecho de que exista un acuerdo “lo que sí es un hecho y que la industria lo ha visto es que representa un beneficio económico para las tres naciones que integran la región”.

Consideró que es un tratado que genera empleos, riqueza y que “finalmente todos esperamos que ese tratado se ratifique, entre en vigor y, bueno, habrá que apegarse a las disposiciones que están rediseñando”.

Sin embargo, afirmó el antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) era un acuerdo que, aunque sigue vigente, debía ser revisado y actualizado pues hay temas que en los últimos años se han integrado a la dinámica económica y que han anteriormente no estaban previstos en el tratado actual, mismos que ahora se han incorporado también dentro del T-MEC.

“Esperamos que quede resuelto, y si no el compromiso que hay es que el TLCAN seguirá mientras no entre el nuevo tratado, para México, que nuestro Producto Interno Bruto (PIB) está basado muy fuertemente en nuestras operaciones de importación y exportación es estratégico que ese tratado quede aprobado por los tres países y que se eche a andar en las disposiciones que así lo establecen”, consideró.

El también agente aduanal aseveró que mientras no se apruebe el T-MEC la región seguirá operando dentro de la regulación que promueve el TLCAN.

“Ese no hay una situación que diga que si no se firma el T-MEC entonces el TLCAN queda fuera, es el que nos rige, sin embargo hemos visto que el gobierno norteamericano a través de su presidente ha manifestado muchas inquietudes en relación con los tratados comerciales que, a visión de él, han afectado a la economía norteamericana”, apuntó.

Ese, consideró, sería el peor de los escenarios en caso de que el T-MEC no sea ratificado por los tres países: que el TLCAN siga siendo la base de las operaciones comerciales entre los tres países que integran dicho tratado.

Confió en que actualmente las empresas ya han analizado las implicaciones que tienen que ver con la aprobación de este tratado, “porque las disposiciones y la legislación ya está vigente para ser analizada”.

Sin embargo sí urgió a que desde el interior de las compañías se comience a ver el estudio de la composición de las reglas de origen para efectos de que las mercancías que se siguen produciendo en México y que se siguen exportando a la región sigan teniendo un trato preferencial como originarios.

A las empresas dentro del sector automotriz señaló que son quienes deben poner especial atención en esta composición, “porque finalmente sabemos que la industria automotriz está compuesta de una cadena de proveeduría global en donde hoy en día un automóvil tiene componentes de muchos países”.

Esa diversidad de proveeduría a nivel global, consideró Rivera, deberá someterse a un análisis muy preciso para poder corroborar que con toda la integración de partes y componentes los bienes se sigan considerando como originarios con el T-MEC.

AUTOMOTIVE SUPPLY NEWS

Leave a Comment


Your email address will not be published.