IGAE, crónica de una caída anunciada: ¿Qué Hacer? El momento del Estado Desarrollador Industrial


La economía mexicana entró en una aguda fase de contracción: la variación negativa de sintetiza la debilidad de un sistema productivo que acumula 12 retrocesos consecutivos.

Por: José Luis de la Cruz Gallegos, presidente del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC)

México enfrenta su tercera recesión del siglo XXI, una profunda contracción económica. La inercia creada por la recesión económica y el Covid-19 propician un entorno adverso para la NO intervención del Estado.

La caída contabilizada durante los primeros cuatro meses del año es significativa (- 6.2%), merma que se exacerbará con los registros de mayo y junio. Confiar en el T-MEC y la reapertura de la economía tiene limitantes: hay una afectación en el sistema productivo que debe enfrentar un nuevo entorno regulatorio en América del Norte en medio de una recesión.

Por ello, lo relevante es plantear las estrategias y mecanismos de política económica que permitirán enfrentar y revertir las tendencias negativas asociadas al actual desempeño del sistema productivo nacional.

La dinámica negativa se ha generalizado en la mayor parte de los componentes del IGAE: se debe establecer un programa contracíclico integral, amplio y profundo que pueda contribuir a enfrentar exitosamente la situación actual.

La reapertura gradual de la economía y la entrada en vigor del T-MEC solamente atenuarán la caída del sistema productivo mexicano y la precarización del mercado laboral que ello implica: no bastarán para generar una recuperación sólida y sostenible capaz de elevar el bienestar social de los mexicanos más pobres.

Los efectos de la recesión previa y los atribuibles al Covid-19 han implicado un daño a la capacidad de recuperación de las empresas.

Además, las condiciones de los mercados en México, Estados Unidos, Europa y Asia se han modificado, comenzando por el hecho de que la amenaza del Covid-19 sigue vigente.

El aumento de los contagios en Estados Unidos, Brasil, Rusia, La India y México constituye un ejemplo representativo de que el problema de fondo no se podrá resolver hasta contar con una vacuna y/o un tratamiento efectivo contra la enfermedad.

De igual forma los mercados se han visto afectados por una recesión que es manejada de forma aislada por los principales gobiernos del mundo: China, Alemania, Estados Unidos y Francia, por ejemplo, apoyan fuertemente a sus empresas y sociedad. Por su parte México ha decidido no hacerlo:

  • El resultado de la divergencia será una competencia desigual: grandes empresas trasnacionales soportadas por sus gobiernos frente a empresas mexicanas que deben hacer frente a la situación con sus propios recursos.

La primera muestra de la nueva realidad de los mercados se observará en América del Norte: la entrada en vigor del T-MEC abrirá una oportunidad para las empresas que tienen altas capacidades productivas y un entorno competitivo para desarrollarse. El acceso al financiamiento y a la innovación tecnológica serán determinantes.

Ante ello es fundamental reconocer cómo llegan las empresas mexicanas a este momento:

  • La economía mexicana ha registrado su mayor caída desde que se tienen registros mensuales (gráfica 1): la disminución de abril fue de (-) 19.7%, una contracción no observada desde que se tienen registros mensuales (1993).

En consecuencia, el IGAE:

  • Presentó una reducción promedio de (-) 6.2% durante los primeros cuatro meses del año y de (-) 1.7% en lo que va del actual sexenio.
  • Acumula 12 meses de caídas consecutivas y 13 en los últimos 14 meses: el confinamiento asociado al Covid-19 exacerbó la tendencia negativa del sistema productivo nacional.
  • Exhibe un ciclo que profundizó su tendencia negativa: se encuentra en el nivel más bajo desde 1994.

Como resultado se tiene que la mayor parte del ciclo económico de los componentes del IGAE exhibe una tendencia a la baja que se debe revertir y para lo cual se requiere una estrategia de política económica e industrial con visión de un Estado Desarrollador Industrial. De otra forma la economía seguirá presentando resultados negativos como los acumulados desde el 2018.

Leave a Comment


Your email address will not be published.